Rania Karachaliou: Abraham en serie



Rania Karachaliou


Abraham en serie


L TíO KOSTAS no tuvo nunca hijos; tenía, sin embargo, unas cuatrocientas cabras y ovejas y desde las cinco de la mañana hasta las nueve de la noche estaba en el tajo. Ordeñar por la mañana, ordeñar por la tarde, darles de comer, barrer, y dale que te pego. Menos mal que también la tía le ayudaba todo el día, porque él solo no haría ni la mitad del trabajo.

       La última vez que los visité fue hace años, por Semana Santa, cuando sacrifican los animales. Pajarito, come algo, así sin chicha esperas encontrar novio, me decía el tío, y afilaba unos machetes así de grandes. Vente pa’ arriba, pero yo cómo iba a acercarme al lugar del crimen cuando ni los pellejos que colgaban de los alambres soportaba ver.

       Al acabar la matanza, se sentó en el kafenío y habló con orgullo de los animales que había degollado, de la Musca que se había escapado dos veces, una se había caído en la cañada, otra se había despeñado de unas rocas, del Rusos, que bebía leche del biberón. Noches así bebía más de la cuenta el tío y hablaba por los codos. De vez en cuando gotas resbalaban por su cara, me cachis, este puto calor, decía, pero yo juraría que eran lágrimas por los sacrificios en serie.



Fuente: Planodion Bonsái, 15 de noviembre de 2015

Rania Karachaliou ha nacido en Patras y vive en Atenas. Miembro del consejo de redacción de la revista literaria Τε­φλόν.

Tra­duc­ción: I­lek­tra A­na­gno­stou, Be­atriz Cá­rca­mo A­boi­tiz, So­fía Fer­taki, Theoni Kabra, María Kalouptsi, Eduardo Lucena, Kon­sta­nti­nos Pa­le­o­lo­gos, E­vange­lía Po­lyra­ki, Anto­nia Vla­chou.

La tra­duc­ción y revisión colectivas de los minir­rela­tos es producto del taller que orga­ni­zaron y co­ordina­ron, en la a­ca­de­mia de i­dio­mas A­ba­ni­co desde octu­bre de 2017 hasta marzo de 2018, Kon­sta­nti­nos Pa­le­o­lo­gos y E­du­a­rdo Lu­ce­na.


		
Advertisements