Vaso Sinopoulou: La curva



Vaso Sinopoulou


La curva


E DABAN fuertes analgésicos y entonces se sumergía en el letargo y su mente se llenaba de imágenes. Bellas y coloridas imágenes inconexas entre sí como tarjetas postales. Un puente una plaza la risa de un bebé una avenida el kafenío de un pueblo un gato al sol. A medida que el efecto de los medicamentos pasaba trataba de armarlo todo y de integrarlo en su vida a punto de terminar. Recordaba lugares y épocas y personas y las imágenes hallaban el contexto al que pertenecían antes de sumergirse de nuevo en el letargo. Había, sin embargo, una imagen que no podía ubicar en ninguna parte. Un camino a las afueras de la ciudad que se perdía en una curva. No había árboles ni viñas era un paraje seco como un pleno mediodía de verano. Trató de rememorar todas las carreteras y los caminos de tierra por los que hubo de perderse y errar en viajes y excursiones. Nada. La imagen permanecía inmóvil y no encajaba en ningún lugar. Si pudiera al menos averiguar adónde llevaba esa curva… El esfuerzo por acordarse ahuyentó todas las demás imágenes, y poco a poco el paraje quedó más claro. Aparecieron las piedras, los lentiscos y los espinos al borde del camino; la curva quedó esbozada algo más y podría ver adónde daba, lo intentó y se quedó sin respiración. El cortejo con el coche fúnebre marchaba lento por el camino. A pleno mediodía de verano no había sombra en ninguna parte solo lentiscos y espinos crecían entre las piedras. Siguieron por la curva del camino y el cementerio apareció en torno a la ermita. La campana doblaba tristemente.



Fuente: Planodion Bonsái, 25 de junio de 2017.

Vaso Sinopoulou: Nació y vive en Atenas. Escribe cuentos literarios e infantiles.

Tra­duc­ción: I­lek­tra A­na­gno­stou, Be­atriz Cá­rca­mo A­boi­tiz, So­fía Fer­taki, Theoni Kabra, María Kalouptsi, Eduardo Lucena, Kon­sta­nti­nos Pa­le­o­lo­gos, E­vange­lía Po­lyra­ki, Anto­nia Vla­chou.

La tra­duc­ción y revisión colectivas de los minir­rela­tos es producto del taller que orga­ni­zaron y co­ordina­ron, en la a­ca­de­mia de i­dio­mas A­ba­ni­co desde octu­bre de 2017 hasta marzo de 2018, Kon­sta­nti­nos Pa­le­o­lo­gos y E­du­a­rdo Lu­ce­na.


		
Advertisements